Crepúsculo

Autora:  C. Siomara Henríquez de Goldman
                Morazán, Yoro – Honduras

 CREPÚSCULO 

 

La noche cae sobre el mundo
con las calladas luchas
con las calladas cargas.
Se cruza
por encima
de los corazones
no se detiene, ¡sigue su camino!
Deja sus ojos abiertos sobre el rocío
ese rocío acogedor de los caminos
los caminos de la noche.

Delirante es la noche
se encarga de borrar el día
apenas deja algunas gotas con horas fugaces.
Se vuelve sola con la ternura
dando paso a que se cierren los corazones
como las flores nocturnas.

La noche huye y toca la ventana
no pide permiso para entrar
no tiene edad ni retorno.
La hemos visto besando nuestros ojos
¡cuando dormimos nos llenas de sorpresas!

Tienes color sin forma
es como la queremos.
Aunque la lámpara arrastre el viento
se desvanece
y en el día se esconde ahogando los lamentos.
Su presencia es ajena
es noche sin retorno.
Se vuelve furia.
Se vuelve triste.
Se vuelve sombra protectora
testigo de secretos
compañera de pasiones
y vigilia del descanso.

 

 

 

Revista Dúnamis   Año 10   Número 13   Abril 2016
                                   Páginas 17-18

Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *