Roce de Dos Mundos

 

 

Roce de Dos Mundos

Tu cuerpo de mares ajenos, regresa, siento los pasos silentes desde los túneles rústicos del ayer.
Mi mano, pariendo luz intenta tocarte, pero toco lo intangible. Aire o la nada.
Creo sentir vida en mí mirada de hiedra, creo ver la muerte en tú mirada de verano.
Un jinete de terciopelo cabalga mi universo se cruza, intrépido en la quietud ciega, lenguas de plata y cobre rasgan el cielo que me atrapa.
No se sí sos vos, la noche me ahoga confundida .
Ya no veo los cristales verdes soñando libertades
Siento el silencio.
Siento la ausencia.
El vacío pesado.
Creo que estoy viajando al impenetrable muro de tu mundo.
Creo morir.
Pero la primera hoja suicida del otoño, roza mí piel casi fría.
Me despierta.
El alba ilumina los rincones cercanos.
Estoy viva.
Hoy será otro día… Distinto… Me vestiré de mí Sabiéndote.

 

            Beatriz Rastaldo
Cañada de Gómez – Argentina



Revista Dúnamis   Año 10   Número 11    Enero 2016
                                    Página 12

Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *