Regia Decisión

 

 

Regia decisión

Dos madres ovejas, acompañadas de un corderito, comparecieron ante el león con el siguiente dilema:
Mi señor, ambas vivimos juntas y dimos a luz el mismo día, mas su cordero nació muerto y el mío vivo, pero los cambió…
¡Mentira, mi rey! Su hijo era el muerto y el mío es el vivo.
Y así discutieron, hasta que el león pidió silencio y vertió su veredicto.
¡Guardias! Partan en dos al corderito, rellénenlo de papas y ásenlo. Lo comeré en cuanto esté listo. A las madres, guárdenlas para mañana.
Rey, ¿pero su justicia salomónica? suplicó una de las ovejas.
Soy el rey y aplico la salomónica ley del más fuerte. ¡Tráiganme la salsa!

    
                               

                   Armando  Escandón Muñoz
                         México D.F. – México

    
                                

Revista Dúnamis   Año 9   Número 7    Agosto 2015
                                    Página 24

Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *